Mercados navideños de España que no se puede perder

navidad-madrid

Mercado navideño en la Plaza Mayor de Madrid.

La navidad está a la vuelta de la esquina y con ella muchas fiestas y tradiciones que nos transportan a nuestra infancia llena de magia e ilusión. Muchas ciudades europeas se visten de gala y se llenan de ambiente navideño gracias a las luces de colores, ferias y mercadillos navideños. Pero no hace falta que viajes a Alemania o Austria para visitar mercados de navidad, porque a lo largo de la geografía española encontrará muchos en diferentes pueblos y ciudades.

Nomadian Travel se lo pone fácil para que visite, por lo menos, uno. A continuación, destacamos los mercados de navidad más bonitos de España:

Mercados de Navidad en Bilbao

En el País Vasco, Bilbao cuenta con dos mercados navideños: el Mercado de la Calle Bailén, que se lleva a cabo en el centro de la ciudad y cuenta con más de 40 casetas de madera donde venden productos típicos de la cocina vasca, artesanía y los productos típicos de la Navidad. Se celebra desde principios de diciembre hasta principios de enero. Además, aprovechando que el 21 de diciembre se celebra Santo Tomás ese día la Plaza Nueva y los alrededores del Arenal se llenan de casetas y puestecitos donde degustar productos típicos locales. En la Feria de San Tomás también podrá presenciar espectáculos y música tradicional vasca. Es la verdadera puerta de entrada de la Navidad en el País Vasco.

Mercados de Navidad en Madrid

La capital recibe cada año miles de visitantes para disfrutar del ambiente navideño las semanas previas a las fiestas de navidad, visitar sus mercados y ferias artesanales donde comprar figuritas para el belén, objetos de regalo, decoración, etc. El más antiguo y tradicional es el Mercadillo de la Plaza Mayor que cuenta con más de cien casetas. Se inaugura el 22 de noviembre y permanece abierto hasta el 31 de diciembre. En una de las pequeñas plazas de su alrededor, la plaza de la Santa Cruz se sitúa el mercadillo de artesanía.

Mercados de Navidad en Valencia

El mercado de navidad más conocido en Valencia es Mercadillo del Mercado Central, que se sitúa en los alrededores de éste mercado. Disponible desde el 1 de diciembre hasta el 7 de enero y su especialidad son las castañas asadas, dulces de navidad, pan de jengibre, figuras de belén y árboles de Navidad, distribuidos en más de 60 puestos. Otra opción la encontrarás en Mercado de Reyes, del 3 al 6 de enero, que se monta en los alrededores del Cabanyal con 250 paraditas en las que encontrará juguetes, complementos y artesanía.

Para los más pequeños está el Mercado de Colón, donde montan talleres y actividades infantiles, además de un gran árbol de Navidad y un pesebre. Está abierto del 16 de diciembre al 5 de enero.

Mercados de Navidad en Andalucía

En Andalucía la navidad también se vive en la calle, tanto es así que muchas ciudades y pueblos tienen el suyo, por pequeño que sea. Pese a todo, si quieres algo más grande, el Mercado de Navidad del centro de Sevilla es una apuesta segura. Se monta en la plaza de la Alameda y Sevilla Centro y cuenta con las tradicionales casetas, además de actividades y talleres para tener a los niños entretenidos como, por ejemplo, paseos en poni, chocolatadas o meriendas. Está abierto del 5 de diciembre al 5 de enero.

Granada también cuenta con su propio mercadillo, el Mercado de Navidad de Granada se instala en el centro de la ciudad (en la plaza Bib Rambla y en Puerta Real- Fuente de las batallas, cerca de la catedral). Como manda la tradición, venden artículos de regalo, figuritas de belén, abetos, libros, plantas y dulces típicos de las fechas. Está abierto del 2 de diciembre al 6 de enero y cierra el 25 de diciembre y el 1 de enero.

Mercados de Navidad en Zaragoza

La capital aragonesa también se viste de luces para recibir la navidad. El Mercado de Navidad de Zaragoza se organiza en la Plaza del Pilar, frente a la preciosa basílica de la Pilarica. Hay más de 50 puestos de madera en los que comprar figuras para el belén, adornos y, por supuesto, todo tipo de dulces y manjares de esos que te hacen la boca agua. Allí mismo hay cada año un Belén gigante de casi 1.500 metros cuadrados con un centenar de figuras a tamaño real que recrean las escenas más populares relacionadas con el Nacimiento, además de actividades para todos los públicos. Tienen una pista de patinaje sobre hielo cubierta, una pista gigante de trineos y un gran Árbol de los Deseos de 11 metros.

Compartir
Vuelve al inicio